¡Vuelve a ese maldito cubículo y empieza a pensar "fuera de la caja"!